Exhorta PT a implementar una cultura de atención y prevención en edad temprana para prevenir el acoso escolar o bullying

288

Ante la problemática acoso escolar o también llamado bullying, el Coordinador Nacional del Partido del Trabajo (PT), Alberto Anaya Gutiérrez, , considera que esta acción es consecuencia de las condiciones que impone el sistema económico y social que impera en México con el modelo neoliberal impuesto desde los años 80.

El también diputado federal, presidente de Comité Evaluación de la Gestión y Operación del Centro de Desarrollo Infantil (CENDI) "Antonia Nava de Catalán e integrante de la Comisión de Derechos de la Niñez, puntualizó que si bien el bullying no es un fenómeno nuevo, se ha venido agudizando por el deterioro de la economía de todos los mexicanos, que obligados a subsistir, hace que los padres descuiden sus hogares, situación que se agrava con la influencia que ejercen los medios de comunicación, en los que se proyectan conductas agresivas que imitan los niños y jóvenes, la falta de espacios para el crecimiento físico e intelectual de éstos, pero primordialmente por la falta de atención y orientación por parte de los padres, y desinterés de los maestros por las verdaderas necesidades de esos sectores que van desde el plano emocional hasta el económico.

“Lamentamos que muchos padres de familia culpen a los maestros de sus hijos sobre este tipo de conductas, cuando en realidad debemos de fortalecer la comunidad escolar, es decir padres, maestros y alumnos, para que en conjunto se atienda esta problemática y se interioricen en el entorno social de los jóvenes, ya que la mayoría de los problemas se forman en los hogares”.

Anaya Gutiérrez exhortó a las autoridades involucradas en el tema a fomentar una cultura de atención y prevención con perspectiva multidisciplinaria y de pleno respeto a los derechos de los niños y jóvenes. 

El líder petista hizo un llamado a la sociedad en general a prestar atención a esta problemática, ya que ello ha generado serias consecuencias en el desarrollo del menor e incluso la muerte, además de causar un daño considerable al tejido social.

Convencido que la educación es la plataforma principal para la formación de ciudadanos ejemplares, es por ello que es vital concientizar y alertar a la población de la práctica y consecuencias de este mal social, mismo que puede manifestarse de diversas formas: intimidaciones verbales como son insultos, apodos, rumores, hablar mal de alguien; intimidaciones psicológicas: amenazas para provocar miedo, obtener algún objeto o dinero, u obligar a la víctima a hacer cosas contra su voluntad.  

También se expresan en el ámbito físico como las peleas, palizas, agresiones menores o destrozo de materiales personales, pequeños robos; aislamiento social, impidiendo al menor participar en determinadas actividades o ignorando su presencia; o acoso de tipo racista.

Explicó que en esa gama de acoso, hoy en día se manifiesta con mayor fuerza el “virtual”, es decir, el que se ejecuta a través del uso de internet y de las redes sociales y que puede causar un daño irreversible a la víctima.

Por tanto, dijo, “en el PT nos pronunciamos por poner en marcha programas que alienten una cultura integral de atención y prevención desde los primeros años de edad para evitar la proliferación de conductas lesivas física, psicológica y socialmente”. 

Compartir