La UPAEP se suma al llamado nacional sobre esclarecimiento del caso Ayotzinapa

320

Publicado por Paula Carrizosa / La Jornada de Oriente

 

La Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), a través de su rector Emilio Baños Ardavín, se sumó al llamado nacional que exige el esclarecimiento del paradero de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero.

Al ofrecer el posicionamiento de la institución “sobre la vida, la paz y la justicia”, indicó que la instrumentalización sobre el otro y la degradación de la vida son las principales causas que han provocado la crisis social por la que atraviesa México, misma que se ha visto reflejada en acontecimientos como el de Guerrero.

 

El mediodía de ayer, en la explanada principal de la universidad, el rector ofreció una reflexión sobre la “forma en que se ha degradado el estado de las cosas”, ya que consideró que “estamos viviendo los más graves hechos de corrupción, como lo es el hecho que la autoridad y el crimen organizado atacaran a los normalistas”.

Baños Ardavín dijo que atendiendo a los comentarios de los universitarios es que se ofrecía un pronunciamiento sobre lo ocurrido hace más de un mes. “Son hechos que nos llenan de tristeza e indignación, que cimbran a la nación y nos hacen reflexionar”.

 

Agregó que esa reflexión gira en torno a saber “qué estamos haciendo, o más aun, a preguntarnos qué hemos dejado de hacer para que se descomponga lo público, porque si todos somos Ayotzinapa, entonces por el dejar hacer y el dejar pasar hemos abonado a un campo que hoy es fértil para el enemigo del bien común, y para que pasen estos actos que hoy han producido un despertar en la juventud y en la nación”.

El rector traspasó lo sucedido en Ayotzinapa con lo que sucede en el estado de Puebla y la forma en que actúa la comunidad universitaria de la UPAEP y sus actitudes frente a la pobreza, la migración o la trata de blancas. “Hay que preguntarnos si hemos dejado del lado el valor precioso de la vida y la dignidad humana, si cosificamos al otro y nos dejamos llevar, si somos partícipes de actos de corrupción, de dejadez, de no levantar la voz cuando hace falta. De ser así, significa que nos encontramos inmersos en la cultura del descarte y de la indiferencia, de devaluar la vida y la dignidad humana”.

 

Baños Ardavín propuso entonces el posicionamiento sobre la vida, la paz y la justicia de la universidad, el cual está integrado por tres puntos: el primero sobre el derecho a que se respete la vida humana y la certeza que la recomposición del tejido social pase por la dignificación y el respeto a los derechos; y el segundo sobre la necesidad que se garantice el estado de derecho y se cuenten con instituciones sólidas de justicia haciendo una “política de estado por un México seguro”.

 

El tercero fue en el sentido de que la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla se compromete, desde el quehacer universitario, a crear seres humanos “conscientes y libres de pensamiento, que sean líderes y transformen a la sociedad integrando fe, ciencia y vida”.

Destacó que tras el discurso del rector un helicóptero de la Policía Estatal –del que se veían a dos elementos fuertemente armados– sobrevoló la explanada principal, causando inquietud entre los alumnos, quienes se preguntaron si la presencia del artefacto era casual o era un acto intimidatorio por parte del gobierno.

 

La UPAEP se suma al llamado nacional sobre esclarecimiento del caso Ayotzinapa

Compartir