Represión e impunidad en Guerrero, política del gobierno de Peña Nieto: PT

260

* Condenamos tajantemente el uso de la violencia. 

  

“Condenamos tajantemente los hechos violentos registrados en Chilpancingo, Guerrero, este fin de semana, dan cuenta de la política de represión e impunidad implementada por el gobierno federal de Enrique Peña Nieto”

 

“Lo que ha sucedido una vez más en ese estado, sólo confirma que México ha retrocedido 40 años, época en la que la represión y persecusión eran prácticas comunes del sistema, y por si fuera poco, la economía no va nada bien, tenemos altos índices de desempleo, un poder adquisitivo cada vez menor, endeudamiento de las familias y del gobierno, corrupción, entre otras problemáticas que están generando el caldo de cultivo para movilizaciones sociales  más radicales ante un gobierno ausente”.

 

Por tanto, hizo un llamado al gobierno a rectificar, a no sobreponer la violencia al diálogo, ha comprometerse con la verdad ya que hasta el momento ha sido incapaz de dar certeza a los padres de los estudiantes normalistas sobre el paradero de sus hijos a más de dos meses de los ominosos sucesos.

 

Repudiamos la manipulación que se hace de la información, ya que sólo muestran una realidad distorsionada, parcial, hacen ver a los policías como víctimas cuando hay evidencias de lo contrario, “se está regresando a la época del 68 y del 71 con la represión, persecución política y desaparición de opositores, sin embargo, no están midiendo que hoy las condiciones son distintas, se está ante un panorama en el que el descontento de la población va en aumento y se puede dar una escalada de la violencia con consecuencias irreversibles para todo el país”.

 

Absurdo y una falta de respeto señalar que los padres de normalistas son manipulados políticamente.

 

Por otro lado, tras las declaraciones del Secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, en el sentido de que los padres son manipulados políticamente por grupos externos,  ese señalamiento es absurdo y una falta de respeto cuando lo único que buscan es la verdad y justicia sobre lo que sucedió.

 

 

 

“Un tema como el Ayotzinapa no debe adquirir tintes políticos. Seguro estoy que los padres de familia no se dejarían influir por alguna fuerza política a costa de su propio sufrimiento, lo que ellos exigen legítimamente es saber el paradero de sus hijos”.

 

En este sentido, a raíz de la reciente información dada a conocer por la revista Proceso en la que se documenta que “el ataque fue orquestado y ejecutado por la Policía Federal, con la complicidad o franca colaboración del Ejército”, consideramos que con ello se podría justificar el comportamiento de las autoridades, ya que se ha tratado de ocultar esa información a toda costa, puesto que afecta los grandes intereses de los pequeños grupos en el poder sin importar las legítimas demandas de los familiares de los desaparecidos y de la sociedad mexicana entera.

 

“Parece que de manera deliberada se ha ocultado información, se ha actuado de manera torpe para encubrir a élites en el poder como lo es el Ejército, así se conduce un gobierno autoritario y represor, sin embargo es un grave error, el gobierno se olvida que su tarea principal es proteger a la ciudadanía pero hace completamente lo contrario, la ataca, la trata de reducir a su mínima expresión”

 

A dos años de gobierno priista se ha comprobado su ineficiencia tanto en el caso Ayotzinapa como en la conducción general del país, lo que está orillando al país a caer en el precipicio.

 

 

 

 

 

  

Compartir